Petroleros 1

Scratch 3

Scratch es candidato al título, igual que en el Apertura, y lo reafirmó con una goleada. El tres a uno sobre Petroleros comenzó a edificarse con un gol de Tomás Guerra, luego de una mala salida de los blancos.

El 2-0 fue decretado por Sergio Núñez y hasta ahí todo bien. Pero el calor le jugó una mala pasada al cuadro amarillo. En el entretiempo, fue tan agobiante que el portero Pablo Barrientos se descompensó y tuvo que ser trasladado en ambulancia hasta un centro hospitalario.

En su lugar se ubicó Leonardo Toledo, volante de contención que recibió el descuento de Nicolás Sánchez. Alcanzó a complicarse un poco Scratch, pero cerca del final, Tomás Guerra apareció nuevamente para sellar el triunfo. Esta vez, con una hermosa semipalomita luego de conectar un centro de su hermano Wladimir.

“Cada partido estamos más fuertes como equipo. Nos hemos afirmado atrás y, a pesar de jugar sin arquero, se sacó adelante el encuentro”, dijo el delantero y figura de Scratch, equipo que perdió el Apertura por un gol de diferencia. “Estamos concentrados para que no se nos escape la copa en el final”, dijo Guerra.

Ignacio Guzmán, de Petroleros, contó que “sabíamos que nos enfrentábamos al equipo más regular de todo el año, así que era lógico que iba a ser un partido difícil. Queríamos clasificar a la Copa de Oro, pero todavía nos queda una última posibilidad ante Racing”.