“Nosotros necesitábamos al menos un punto para entrar a semifinales, mientras que ellos (All In Sr) se jugaban el paso a las llaves definitivas. Para TEI, los partidos con “All In” tienen una consigna: el rival siempre va a correr y meter, sin importar ningún antecedente. Su orgullo deportivo está por delante y la principal característica que tienen va en el temperamento. En el partido, dominamos el balón, pudimos circular con relativa tranquilidad, ocupando bien los espacios, y acelerando en el cuarto final del campo. En el segundo tiempo movimos mucho el equipo desde la banca. La rotación, a diferencia de partidos anteriores, nos desordenó en todas las líneas. Ellos, lograron el descuento mediante un balón detenido, y luego incluso tuvieron la posibilidad de empatar en una jugada clara.
Fue un triunfo merecido (2-1) con ciertas licencias que no estarán permitidas en la semifinal que viene”. Nicolás Paraud, capitán de TEI SR.